La tiña en gatos: síntomas, causas y tratamiento

Autor Healthvet

3 Abr, 2024

Un veterinario sosteniendo un gato persa y con los ojos muy abiertos.

La tiña en gatos

Conocer y reconocer algunas de las enfermedades más comunes en nuestros compañeros felinos, su conocimiento es fundamental para saber como actuar y minimizar los riesgos. La tiña es una enfermedad común en gatos, causada por un hongo y muy fácil de contagiar. Si tu gato tiene tiña, averigua cómo puedes tratarla, debes saber que necesitará recibir tratamiento que durará varias semanas.

Aunque la tiña en gatos es una enfermedad muy contagiosa y puede transmitirse de gatos a humanos (zoonótica), el tratamiento suele ser efectivo, por lo que si sospechas que tu gato la tiene es crucial acudir al veterinario. 

Continúa leyendo, descubre si tu gato puede tener tiña, aprende los síntomas y tratamiento. La buena noticia es que la dermatofitosis o tiña se puede curar y no suele ser grave.

¿Qué es la tiña en gatos?

La tiña es una infección por hongos, específicamente un hongo de la tiña, es decir, es una enfermedad fúngica que afecta las capas superficiales de la piel, el pelo, y uñas de los gatos.

La tiña es una enfermedad contagiosa y puede transmitirse a través del contacto directo con otros animales infectados, así como a través de las esporas que pueden vivir en el entorno durante un período prolongado, en las condiciones adecuadas pueden sobrevivir entre 12 y 18 meses, es por este motivo que la probabilidad de que un gato contraiga tiña a lo largo de su vida es elevada sobre todo si se relaciona con otros gatos.

Gato con evidentes signos de tiña, incluyendo parches de pelo perdido y enrojecimiento en la piel

¿Qué causa la aparición de la tiña?

La tiña felina es una infección causada por dermatofitos, un término que engloba a un grupo de hongos capaces de alimentarse de la queratina encontrada en la piel muerta, el pelo, y las uñas. Aunque Microsporum canis es el culpable en aproximadamente el 90% de los casos de dermatofitosis en la mayoría de los gatos, existen otros hongos como Trichophyton mentagrophytes, Microsporum gypseum, Trichophyton verrucosum, y Trichophyton equinum que también pueden provocar esta enfermedad. Los gatos afectados requerirán tratamiento.

¿Cómo se transmite la tiña en los gatos?

La transmisión de la tiña puede ocurrir de varias maneras, siendo el contacto directo con un animal infectado una de las formas más comunes. Sin embargo, dada su la elevada resistencia y la capacidad de supervivencia de estos hongos fuera de un huésped; los gatos también pueden contraer la tiña a través de esporas fúngicas que persisten en el ambiente, como en ropa de cama, cepillos, muebles, o incluso el suelo.

Es fundamental destacar que algunos gatos no mostrarán síntomas, aunque en apariencia parezcan gatos sanos son portadores asintomáticos, por lo que habrá que ser especialmente precavido con  los gatos que llegan nuevos a nuestros hogares.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo para contraer tiña son diversos:

Contacto con Animales Infectados: como ya hemos visto la probabilidad de infección aumenta en entornos donde se produce más cercanía de otros gatos, como refugios de animales, hogares con varias mascotas, o cuando se interactúa con gatos de la calle.

Inmunosupresión: Los gatos con sistemas inmunológicos debilitados por enfermedades subyacentes, medicación, o estrés crónico están más expuestos a la infección. Esto incluye gatos con enfermedades como FIV (Virus de Inmunodeficiencia Felina) o FeLV (Leucemia Felina).

Raza y Edad: Se ha observado una predisposición en ciertas razas de gatos, la tiña es más frecuente en los gatos de raza Persa. Además, los gatos jóvenes de menos de un año tienen un mayor riesgo debido a su sistema inmunológico aún en desarrollo son particularmente vulnerables.

Condiciones Ambientales: Los entornos con alta densidad de esporas fúngicas, como lugares con poca higiene o refugios superpoblados, representan un riesgo de infección elevado. La exposición a suelos húmedos, árboles en descomposición y otros materiales orgánicos también puede incrementar el riesgo de exposición a los hongos.
Dos gatos sentados tranquilamente en el alféizar de una ventana protegida por una red, simbolizando la importancia de un ambiente limpio para la prevención de enfermedades
Mantener un entorno limpio es esencial para prevenir la tiña en gatos

¿Cuáles son los síntomas y signos si mi gato tiene tiña?

La detección temprana y el tratamiento adecuado son esenciales para manejar la tiña y minimizar su transmisión. Los propietarios deben estar atentos a los signos de tiña y buscar asesoramiento veterinario ante la primera sospecha para iniciar el tratamiento lo antes posible.

  • Pérdida de Pelo en Patrones Circulares
    La señal más reconocible y que aparece frecuente en gatos es la aparición de áreas circulares de pérdida de pelo, donde se puede observar que el pelo parece más corto, roto o completamente ausente. Estas áreas de alopecia suelen tener bordes muy definidos y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo del gato, aunque con frecuencia se localizan en la cabeza, orejas, y extremidades. La pérdida de pelo resulta de la ruptura de los tallos pilosos cerca de la piel, una característica distintiva de la infección por tiña y un indicativo de que necesitan tratamiento.
  • Pelo Dañado y Piel Escamosa
    Los gatos afectados por tiña suelen mostrar alteraciones en la textura y el aspecto de su pelaje, tornándose este frágil y de apariencia descuidada. Bajo este pelaje dañado, es posible encontrar piel escamosa o con costras, indicativa de una infección en curso. Estas costras y escalas pueden ser más evidentes al separar el pelaje para examinar la piel más de cerca.

    Es importante saber que las manifestaciones cutáneas, incluidas las costras y descamaciones, pueden variar en apariencia y no son exclusivas de la tiña. Específicamente, el color amarillento de estas manifestaciones, aunque puede ser observado en casos de tiña, no es un indicador definitivo de esta enfermedad. Este tono puede estar presente también en una variedad de otras enfermedades cutáneas, incluidas infecciones bacterianas, infestaciones parasitarias, y reacciones alérgicas.
  • Cambio de Color y Textura de la Piel
    Además de los signos mencionados anteriormente, puede notar cambios en la coloración de la piel de su gato en las áreas afectadas del cuerpo del animal, pudiendo observarse manchas más claras u oscuras en comparación con la piel circundante. La textura de la piel de los gatos también puede cambiar, volviéndose áspera o irregular al tacto.
  • Inflamación e Irritación
    Las lesiones de tiña pueden provocar inflamación, enrojecimiento y heridas superficiales de la piel, así como estar acompañada de picazón. Esta irritación puede llevar al gato a rascarse, lamerse, o morderse las áreas afectadas intensamente, lo cual puede incrementar los síntomas de la tiña y potencialmente provocar infecciones secundarias debido a la ruptura de la piel.
  • Caspa Excesiva y Cambios en las Uñas
    En algunos casos, la tiña se presenta en el cuero cabelludo a través de la producción excesiva de caspa, particularmente en las áreas afectadas por la pérdida de pelo. La infección también puede extenderse a las uñas del gato, causando irregularidades y deformaciones en las garras, así como una base escamosa alrededor de las uñas, lo cual puede ser doloroso y dificultar la marcha normal del animal.
  • Síntomas Sistémicos
    Aunque menos comunes, algunos gatos pueden experimentar síntomas sistémicos como fiebre, letargo, o pérdida de apetito, especialmente en casos de infecciones severas o generalizadas. Estos síntomas indican que la infección podría estar afectando el bienestar general del gato, más allá de la piel y el pelaje.

¿Cuál es la diferencia entre sarna y tiña en gatos?

Aunque ambas afectan la piel de nuestros amigos felinos, son causadas por diferentes agentes y presentan síntomas únicos.

La sarna, provocada por el ácaro Notoedrescati, desata una picazón intensa, costras y pérdida de pelo, comenzando en orejas, cabeza y cuello, y probablemente extendiéndose por el cuerpo. Esta afección se distingue por marcas de madrigueras y pequeños puntos rojos, especialmente notorios en la noche.

Por otro lado, tiña o dermatofitosis es una infección causada por hongos ( fúngica,). Esta condición puede ser identificada por manchas circulares de piel sin pelo y costras que podrían irritarse y extenderse.

Para diferenciar entre sarna y tiña en un gato:

  • Sarna: Busca puntos rojos, marcas de madrigueras, y una picazón que intensifica por la noche.
  • Tiña: Observa áreas circulares sin pelo, pelo roto, piel con costras o descamativa, y posibles inflamaciones.
Si sospechas que tu gato tiene tiña y sarna, es importante consultar a un veterinario para obtener un diagnóstico adecuado.

¿Cómo diagnosticar la tiña en los gatos?

Para lograr un diagnóstico preciso de la tiña en gatos, es indispensable llevar a cabo una evaluación completa que no solo incluya la realización de pruebas específicas para detectar el hongo dermatofito causante de la enfermedad, sino que también tome en cuenta el estado general de salud del gato y la presencia de posibles patologías simultáneas.

El historial médico y la condición inmunológica previa del gato son aspectos fundamentales para el diagnóstico y la elección del tratamiento contra la tiña. Esto es particularmente relevante en aquellos gatos con sistemas inmunológicos comprometidos, los cuales pueden enfrentar infecciones más severas y resistentes.

Este método integral permite a los veterinarios diseñar un plan de tratamiento personalizado y efectivo para cada caso, que no solo combate la infección por tiña, sino que también se ocupa de cualquier otra afección subyacente que pueda influir en el proceso de curación.

Veterinario utilizando una lupa para inspeccionar el pelaje de un gato mientras una niña observa
Una mirada más cercana para asegurar la salud de nuestro amigo felino

Examen con Luz Ultravioleta (Lámpara de Wood)

El examen con luz ultravioleta, también conocido como examen con lámpara de Wood, se utiliza para buscar fluorescencia en el pelaje del gato, lo que puede indicar la presencia de ciertos tipos de especies de dermatofitos, como Microsporumcanis. Aunque es un método sencillo y rápido, no es muy fiable, ya que aproximadamente el 50% de los aislamientos de Microsporumcanis no fluorescente.

El procedimiento para realizar el examen con la lámpara de Wood es muy sencillo. Es importante calentar la lámpara durante al menos 5 minutos para lograr la longitud de onda correcta. Luego, se examina al gato en una habitación oscura. Los pelos afectados por la tiña mostrarán una fluorescencia brillante de color verde bajo la luz ultravioleta. Esta fluorescencia es el resultado de un metabolito de triptófano producido por el hongo, lo que permite identificar áreas afectadas por la tiña

Cultivo Fúngico

El cultivo fúngico es una técnica esencial para el diagnóstico definitivo de tiña, ya que permite no solo confirmar la presencia del hongo sino también identificar la especie específica causante de la infección.

Se toman muestras de pelo y escamas de la piel afectada, lo que permite identificar la especie exacta del hongo dermatofito responsable de la infección.

El procedimiento implica seleccionar muestras específicas, como pelos fluorescentes o con raíces rotas en la periferia de la lesión, o realizar raspados de piel desde el centro de la misma. En ausencia de lesiones visibles, se puede utilizar un cepillo dental estéril para recolectar material y transferirlo al medio de cultivo.

El medio de cultivo empleado es el agar dextrosa de Sabouraud, ideal para el crecimiento de dermatofitos y otros hongos patógenos. Una vez que las muestras se incuban durante aproximadamente tres semanas a temperatura ambiente, se observa su morfología de colonia y las características macro-aleurosporas que producen.

Además, existe un método adicional llamado Dermatofitos Test Medium (DTM), que utiliza el agar dextrosa de Sabouraud con fenol rojo como indicador. Los dermatofitos patógenos producen metabolitos alcalinos que tiñen el medio de rojo, lo que ayuda en su detección. Los resultados se observan diariamente y se consideran negativos si no hay cambio de color antes de los 14 días.

Es importante destacar que el uso de los DTM es más efectivo cuando se combina con el agar dextrosa de Sabouraud, ya que por sí solos no permiten la identificación precisa de la especie de dermatofitoinvolucrada

Examen Directo – Análisis mediante microscopio

En estos procedimientos se toman muestras de pelos y escamas de la piel del gato, especialmente de las áreas afectadas por la tiña, que luego se examinan bajo el microscopio.

Microscopía Pelo y Escamas

Este método nos permite detectar la presencia de hifas (estructuras filamentosas) y esporas (estructuras reproductivas) de los hongos dermatofitosis en los gatos, como Microsporumcanis.

Durante el examen microscópico, se busca específicamente la identificación de estas estructuras, ya que son indicativas de la presencia del hongo. Además, se presta atención a la forma en que las hifas y esporas invaden el pelo, lo que se conoce como endoectrothix, proporcionando información valiosa sobre la extensión de la infección y ayudando a determinar el tratamiento correcto. Esta diferenciación nos ayuda a comprender la gravedad de la infección.

Microscópico de Pelo

El examen microscópico del pelo se enfoca en observar la estructura del pelo en sí, buscando anomalías como pilitorti (torsión del pelo) y tricorrexis nodosa (alteraciones en el eje del pelo). Estas anormalidades pueden indicar la presencia de la infección por tiña.

Pruebas de Alergia

Las pruebas de alergia en gatos para la tiña tienen como objetivo identificar alérgenos específicos que pueden estar contribuyendo a la infección cutánea. Sin embargo, es relevante destacar que estas pruebas no son fiables para diagnosticar directamente la tiña en gatos. Las pruebas de alergia pueden ayudar a determinar si la tiña está relacionada con una reacción alérgica a ciertos alérgenos presentes en el entorno del gato, como polen, ácaros del polvo, hongos, entre otros y así ayudar a evitar la exposición continua a los alérgenos desencadenantes.

¿Cómo se realiza?

Las pruebas de alergia pueden realizarse de varias maneras, incluyendo pruebas intradérmicas y pruebas serológicas. Las pruebas intradérmicas implican la inyección de pequeñas cantidades de alérgenos debajo de la piel del gato para observar la reacción alérgica. Por otro lado, las pruebas serológicas implican la toma de muestras de sangre para medir los niveles de anticuerpos específicos contra ciertos.

Biopsias de Piel

Las biopsias de piel pueden ser necesarias, si la historia clínica y el examen sugieren una afección que requiere un diagnóstico histológico, como la hipotricosis congénita, la displasia del tallo del pelo (pilitorti), la alopecia areata, la pseudopelada y el linfoma de células T epiteliotrópico.

Pruebas Complementarias

En el proceso de diagnóstico de la tiña en gatos, puede ser necesario recurrir a pruebas complementarias. Estas se orientan a descartar otras condiciones que presenten síntomas dermatológicos similares y a evaluar el bienestar general del animal. Estas pruebas puede incluir los análisis hematológicos y bioquímicos, así como los perfiles endocrinos.

Estos análisis pueden ser necesarios si hay sospecha de que el gato pueda tener condiciones médicas subyacentes o enfermedades previas que podrían afectar su sistema inmunológico, como Cushing o hipertiroidismo. Dichas condiciones pueden tener un impacto directo en cómo el gato responde a la infección por tiña, afectando su habilidad para superarla.

Importancia de un Diagnóstico Integral

Este enfoque holístico nos asegura que el tratamiento no solo se centre en la tiña, sino también en optimizar la salud general del gato, abordando cualquier otra condición que pueda influir en su recuperación.

¿Cuál es el tratamiento de la tiña?

Para curar la tiña en gatos el tratamiento general de un gato con tiña implica una combinación de terapia tópica y sistémica (oral, intravenoso) para abordar la infección de manera integral. Esto puede incluir el uso de antifúngicos orales, champús medicados y medidas adicionales como el manejo del entorno para descontaminar las áreas afectadas.

Antifúngicos Orales

El tratamiento oral de la tiña consiste en la toma de antifúngicos orales puede incluir el uso de medicamentos como el itraconazol, el terbinafina o el ketoconazol. Estos antifúngicos orales se administran por vía oral y su dosis puede variar según el tipo de infección fúngica y la respuesta individual del gato al tratamiento. Por ejemplo, para la dermatofitosis, se puede utilizar itraconazol o terbinafina debido a su mejor eficacia y tolerancia en gatos . La duración del tratamiento con antifúngicos orales puede variar, y en general, se recomienda continuar el tratamiento hasta al menos 1-2 meses después de la resolución completa de los signos clínicos.

Champús Medicados

La aplicación de champús antifúngicos constituye un componente esencial en el tratamiento tópico de la tiña en los animales afectados. Para conseguir una erradicación efectiva de la infección, es frecuente que el tratamiento con dichos champús necesito un periodo largo. Estos productos, formulados con ingredientes activos antifúngicos como miconazol, ketoconazol o clotrimazol, se emplean en el baño del gato con el fin de suprimir la presencia fúngica sobre la piel y el pelo. La manera correcta de usar un champú antifúngico, incluyendo la duración que deben permanecer en contacto con la piel para alcanzar una eficacia óptima, se establece siguiendo las pautas específicas proporcionadas por el veterinario.

Corte de Pelo

El corte de pelo puede ser recomendado como parte del tratamiento, ya que puede ayudar a eliminar el pelo infectado y facilitar la aplicación de champús medicados, especialmente en razas de gatos de pelo largo. Además, el corte de pelo puede contribuir a reducir la carga de esporas fúngicas en el entorno del gato, lo que es crucial para prevenir la propagación de la infección.
Un gato naranja durmiendo una siesta en una habitación soleada rodeada de juguetes.
Un gato naranja descansa sobre una manta blanca en un espacio soleado, simbolizando la serenidad necesaria para la curación de enfermedades cutáneas

Manejo del Entorno

El manejo del entorno es crucial para prevenir la proliferación de la tiña y descontaminar las áreas afectadas. Esto puede incluir la limpieza y desinfección del área donde vive el gato, el lavado de la ropa de cama y juguetes, y la separación de gatos infectados de aquellos que no lo están. Estas medidas son esenciales para evitar la reinfección y la propagación de la infección en entornos con múltiples gatos. Esto puede incluir:
Descontaminación de Áreas: Es importante desinfectar y limpiar a fondo las áreas donde el gato pasa la mayor parte del tiempo, incluyendo su cama, juguetes y otras superficies que puedan haber sido contaminadas con esporas de hongos dermatofitos.

Manejo de Esporas: Las esporas de hongos dermatofitos pueden permanecer viables en el ambiente durante un período prolongado, por lo que es fundamental realizar una descontaminación exhaustiva para eliminar cualquier fuente potencial de reinfección.


Para limpiar tu hogar de la tiña, es importante utilizar productos químicos efectivos con propiedades antifúngicas para eliminar las esporas del hongo. Revisa cuidadosamente el etiquetado. Dependiendo del material de tus suelos, zócalos y encimeras puedes usar lejía con una dilución de 1:10 o 1:32 con un tiempo de contacto de al menos 10 minutos para matar esporas de tiña

El calor también es una solución efectiva, las esporas pueden ser eliminadas con altas temperaturas, por lo que se recomienda lavar la ropa y la ropa de cama a temperaturas superiores a 60°C y desinfectar las superficies con temperaturas superiores a 43°C con maquinas de vapor.

Aunque aspirar no descontamina las alfombras, es muy recomendable porque ayuda a remover los pelos que pueden proteger las esporas, posteriormente al aspirado se recomienda la limpieza de estas con productos antifúngicas o mediante vapor caliente.

    Es importante seguir las indicaciones del veterinario y completar el tratamiento. Si tu gato tiene tiña cortar el tratamiento demasiado pronto hará que recaiga y no se cure. El tratamiento deberá ser seguido y por el periodo de tiempo indicado por tu veterinario, ya que los síntomas de la tiña desaparecen solo con un cuidado y seguimiento adecuados.

    ¿Cuánto tiempo tarda en curarse la tiña en gatos?

    La dermatofitosis felina o tiña en gatos generalmente no se cura por sí sola sin tratamiento. Aunque en algunos casos, si un gato está sano y tiene un sistema inmunológico fuerte, la infección por tiña podría resolverse por sí sola con el tiempo, este proceso puede llevar hasta un año, durante el cual el gato experimentará pérdida de pelo y su piel desnuda quedará expuesta, aumentando el riesgo de sufrir heridas en la piel e infecciones posteriores

    Para los gatos que reciben el tratamiento adecuado, una mejora significativa de los síntomas debería ser evidente dentro de las dos o tres semanas posteriores al inicio del tratamiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que es posible que no se observe alguna mejora durante la primera semana de tratamiento. Si el tratamiento se interrumpe demasiado pronto o no es lo suficientemente agresivo, los síntomas pueden reaparecer. En tales casos, es posible que el veterinario deba probar medicamentos antimicóticos alternativos.

    ¿Cómo prevenir la tiña?

    La prevención de la tiña en entornos con gatos requiere una estrategia proactiva que abarque tanto el cuidado individual de los gatos como el manejo del ambiente en el que viven. Para hacerlo seguiremos las siguientes Medidas Preventivas:

    Limpieza Rigurosa del Entorno: Realizar una limpieza exhaustiva y regular de todas las áreas donde los gatos tienen acceso es esencial. Esto incluye lavar y desinfectar camas, mantas, juguetes y cualquier superficie con la que el gato entre en contacto.

    Higiene Personal y del Gato: Los propietarios deben lavarse las manos después de manipular a cualquier gato, especialmente si está infectado. Bañar a los gatos con champús antifúngicos recomendados por un veterinario puede ayudar a reducir el riesgo de infección o reinfección. Recuerda que le tiña se puede contagiar a humanos.

    Aislamiento de Gatos Infectados: En caso de contagio, para prevenir la propagación de la infección y desarrollar tiña, los gatos diagnosticados con tiña deben ser aislados de otros animales hasta que sean declarados libres de la enfermedad por un profesional veterinario. Recuerda de la tiña es de fácil contagio.

    Control de la Salud del Gato: Mantener al gato en un estado óptimo de salud con una dieta equilibrada y chequeos veterinarios regulares puede aumentar su resistencia a infecciones como la tiña.

      Control de la Propagación

      Aislamiento de Gatos Infectados: Como ya hemos comentado. los gatos infectados deben ser aislados para prevenir la propagación de la tiña a otros animales. El aislamiento es fundamental para controlar el brote y evitar la transmisión de la infección.

      Limpieza y Desinfección Regular: Realizar una limpieza y desinfección regular de los espacios habitados por gatos es esencial para eliminar las esporas de hongos dermatofitos y prevenir la reinfección. Esto incluye la desinfección de superficies y la eliminación de cualquier fuente potencial de contaminación.

        Se debe realizar una descontaminación exhaustiva del entorno, incluyendo la limpieza y desinfección de las áreas donde los gatos pasan la mayor parte del tiempo, como sus camas y juguetes. Además, se deben utilizar desinfectantes efectivos, como formalina, enilconazol e hipoclorito de sodio, para eliminar las esporas de hongos dermatofito

        ¿Durante cuánto tiempo puede un gato seguir siendo contagioso después de haber superado la tiña?

        Después de superar la infección por tiña, un gato puede seguir siendo contagioso durante aproximadamente tres semanas si se ha utilizado un tratamiento agresivo. Si se toman medidas mínimas o si el tratamiento no es lo suficientemente agresivo, la infección puede persistir y el gato seguirá siendo contagioso durante un período prolongado.

        Es importante tener en cuenta que la duración de la contagiosidad depende de la efectividad del tratamiento y de la respuesta individual del gato al mismo. Además, se recomienda considerar al gato como contagioso hasta que se obtengan dos cultivos fúngicos consecutivos negativos que demuestren la eliminación de la infección.

        Una mujer con el pelo rojo rizado sonriendo mientras descansa su cabeza cerca de un gato gris relajado sobre una superficie blanca.

        Conclusiones

        La tiña en gatos es un tema serio, pero con el tratamiento correcto, podemos manejarla bien.

        La tiña es una enfermedad bastante común y los gatos afectados y requerirán tratamiento.

        Es crucial cogerla a tiempo, porque cuanto antes empecemos a tratarla, más fácil será evitar que se esparza a otros gatos o incluso a nosotros. Para esto, se utilizan unas pruebas específicas como el cultivo fúngico y el examen con lámpara de Wood que nos dicen si nuestro amigo peludo realmente tiene tiña y de qué tipo.

        Una vez confirmado, el tratamiento comienza con medicamentos antifúngicos, que pueden ser tanto orales como aplicados directamente sobre la piel. Dependiendo de cómo esté el gato, el veterinario nos dirá cuál es la mejor combinación. Pero no es solo darle su medicina; también tenemos que mantener todo limpio y desinfectado, especialmente si tenemos más de un gato rondando por casa.

        Es esencial que como dueños estemos al tanto de lo que pasa con nuestros gatos. Saber qué señales buscar y actuar rápido puede hacer toda la diferencia.

        Después de que el tratamiento haya hecho efecto, seguir manteniendo las cosas limpias y tener cuidado para evitar nuevos brotes es parte del tratamiento.
        Lo más importante aquí es trabajar codo con codo con tu veterinario. El te guiará a través del tratamiento y os dará los mejores consejos para mantener a vuestros gatos sanos y felices. Con un poco de esfuerzo y mucha atención, podemos manejar la tiña.


        En Healthvet, contamos con una extensa red de profesionales veterinarios comprometidos con la salud y el bienestar animal. Nuestras clinicas asociadas están dedicadas a brindar la atención y el cuidado que tu mascota merece. Encuentra tu veterinario más cercano

        Consejos

        ¿Cortar o no el Pelo a tu Perro en Verano?

        Con la llegada del verano, muchos dueños de perros se preguntan si deben cortar el pelo de sus mascotas para mantenerlas frescas. Es crucial entender la función del pelaje en la regulación térmica y protección de la piel. Descubre cuándo es adecuado cortar el pelo de tu perro y las mejores prácticas para mantenerlo fresco sin comprometer su salud. Aprende sobre las razas que pueden beneficiarse de un leve recorte y alternativas para evitar el golpe de calor.

        Ver

        A un perro pequeño Yorkshire terrier con pelaje marrón y tostado le están recortando cuidadosamente el vello facial con la mano de una persona que sostiene unas tijeras.
        Consejos

        Tipos de Capa en Perros y Cómo Reconocerlos

        Identificar el tipo de capa en perros es esencial para su cuidado adecuado. Descubre las diferencias entre la capa simple y la capa doble, cómo reconocerlas mediante inspección visual y táctil, y los mejores métodos de mantenimiento para cada tipo. Aprende sobre las razas más comunes con cada tipo de pelaje y los cuidados necesarios para mantener a tu mascota saludable y cómoda.

        Ver

        Un perro pastor alemán de pelo largo yace en el suelo con la lengua fuera, mirando directamente a la cámara sobre un fondo natural borroso.

        Últimos Artículos

        Si eres una clínica veterinaria y quieres estar al día de las últimas novedades del sector no te puedes perder nuestras últimas noticias. Si eres un pet lover, seguro que te gustará leer alguno de nuestros artículos con tips y consejos.

        ¿Cortar o no el Pelo a tu Perro en Verano?

        ¿Cortar o no el Pelo a tu Perro en Verano?

        Con la llegada del verano, muchos dueños de perros se preguntan si deben cortar el pelo de sus mascotas para mantenerlas frescas. Es crucial entender la función del pelaje en la regulación térmica y protección de la piel. Descubre cuándo es adecuado cortar el pelo de tu perro y las mejores prácticas para mantenerlo fresco sin comprometer su salud. Aprende sobre las razas que pueden beneficiarse de un leve recorte y alternativas para evitar el golpe de calor.

        leer más
        Tipos de Capa en Perros y Cómo Reconocerlos

        Tipos de Capa en Perros y Cómo Reconocerlos

        Identificar el tipo de capa en perros es esencial para su cuidado adecuado. Descubre las diferencias entre la capa simple y la capa doble, cómo reconocerlas mediante inspección visual y táctil, y los mejores métodos de mantenimiento para cada tipo. Aprende sobre las razas más comunes con cada tipo de pelaje y los cuidados necesarios para mantener a tu mascota saludable y cómoda.

        leer más
        Tipos de Pelaje en Perros y su Mantenimiento

        Tipos de Pelaje en Perros y su Mantenimiento

        El pelaje de los perros cumple funciones vitales más allá de la apariencia, como protección, regulación térmica y expresión de emociones. Conocer los distintos tipos de pelaje y cómo cuidarlos es crucial para la salud y felicidad de nuestras mascotas. Este artículo explora los tipos de pelaje en perros, desde el pelaje corto hasta el rizado, y proporciona consejos prácticos para su mantenimiento, incluyendo la importancia de la muda y cuándo cortar el pelo. Descubre cómo mantener el pelaje de tu perro en óptimas condiciones.

        leer más