El ABC de la Otitis Canina: Reconociendo los Signos y Síntomas

Autor Healthvet

12 Sep, 2023

Otitis canina: una guía completa sobre qué es y métodos de tratamiento eficaces.

Otitis Canina

Hoy vamos a hablar de un tema que puede hacer que las orejas de nuestros amigos peludos se ericen la otitis canina. No te preocupes, no vamos a utilizar demasiado lenguaje técnico en esto. Nuestro objetivo es hacer que comprendas mejor esta enfermedad, por qué ocurre y cómo puedes ayudar a tu amigo peludo a sentirse mejor si la tiene. Así que, prepara tus orejas (¡y las de tu perro!)y vamos a adentrarnos en el mundo de la otitis canina.

Dos niñas susurrando en las orejas de un perro Golden Retriever.
Atender las necesidades de nuestros amigos peludos comienza con la observación y el cuidado de cada detalle.

¿Qué es la otitis canina?

La otitis canina es una inflamación del canal auditivo externo de nuestros perros, que puede ser aguda o crónica. ¿Qué significa esto? Pues, si es aguda, es una inflamación de corta duración que se soluciona rápidamente. Por otro lado, cuando hablamos de otitis crónica, nos referimos a una inflamación que dura tres meses o más y puede llegar a causar cambios en la estructura del canal auditivo de nuestros fieles amigos.

Algunos de los cambios que pueden experimentar el canal auditivo de tu perro debido a la inflamación crónica incluyen:

  • Hiperplasia glandular : esto es cuando las glándulas en el oído de tu perro se inflaman y crecen en tamaño.
  • Hiperqueratosis : esto se refiere a un engrosamiento de la piel del oído.

Estructura y funciones del oído en perros

Antes de hablar de la otitis canina es importante entender la estructura y el funcionamiento del oído de los perros. Esto se debe a que un conocimiento de la estructura del oído nos permitirá comprender mejor cómo y por qué ocurren ciertas enfermedades, como la otitis. Si prefieres puedes saltártelo e ir directamente a qué causa la otitis en perro

El oído del perro no solo es su canal principal para escuchar, sino que también juega un papel crucial en su equilibrio y orientación espacial. Cada componente del oído, desde el pabellón auricular hasta el oído interno, tiene una función única que permite a los perros captar sonidos y mantener su equilibrio.

Cuando se presenta una enfermedad como la otitis, estos procesos pueden verse interrumpidos, causar malestar y problemas de salud significativos en nuestros compañeros caninos. Comprender la anatomía del oído es importante para identificar y tratar la otitis, prevenir complicaciones y mantener la salud de los perros. Vamos a explorar a continuación las partes del oído canino y su función, para luego entender de mejor manera como la otitis afecta áreas y cómo podemos tratarla.

Oído Externo Pabellón Auricular y Conducto Auditivo:

El oído de un perro es impresionantemente, es capaz de captar una gama de frecuencias de sonido mucho más amplia que la de los humanos. Esto se debe en parte a los músculos que permiten al perro mover sus orejas y focalizar mejor los sonidos.

Longitud del Conducto Auditivo Según la Raza:

El oído externo incluye el pabellón auricular y el conducto auditivo. La anatomía del oído de los perros puede variar dependiendo de la raza. Las razas de perros con orejas caídas y largas tienen conductos auditivos más largos y estrechos, mientras que las razas con orejas pequeñas y erguidas tienen conductos más cortos. Algunas de las razas con mayor riesgo son de desarrollar otitis son: Labrador, Pastor Alemán, Cocker Spaniel, Boxer, GoldenRetriever y West Highland White Terrier.

Perro con orejas grandes y extendidas.
La estructura única del oído de un perro requiere atención especial para prevenir la otitis.

Mecanismo de Limpieza del Conducto Auditivo:

Los perros tienen un sistema interno para limpiar sus oídos. Este sistema se encarga de eliminar residuos y cera, manteniendo el canal auditivo limpio y saludable.

El oído externo de un perro contiene glándulas que producen cera para proteger y mantener limpio el canal auditivo. Sin embargo, un olor desagradable, como fétido puede ser indicativo de un problema, como la otitis.

Afección del oído externo en otitis canina

La otitis externa puede llegar a causar la ruptura del tímpano debido a la inflamación y secreción en el conducto auditivo. Si la otitis externa no se trata adecuadamente, puede progresar y afectar al oído medio, lo que puede provocar dolor y daño a la membrana timpánica .

Oído Medio Cavidad Llena de Aire:

El oído medio consta de dos partes principales: el pabellón auricular y el conducto auditivo. El pabellón auricular es la parte de la oreja que podemos ver y tocar. Esta parte es móvil en la mayoría de los perros y puede moverse en diferentes direcciones para captar mejor el sonido. En algunas razas, esta parte de la oreja puede estar caída, lo que puede causar acumulación de humedad y aumentar el riesgo de infecciones de oído.

Esta cavidad, ubicada detrás del tímpano, alberga los osículos , que son tres huesos diminutos: el martillo , el yunque y el estribo . Estos huesos trabajan juntos para transmitir y amplificar las vibraciones del tímpano al oído interno.

El conducto auditivo, por su parte, es un tubo estrecho y ligeramente curvado que lleva los sonidos desde el pabellón auricular hasta el tímpano. Este conducto está revestido con células productoras de cerumen y es más largo y más vertical en perros que en humanos. Esta particularidad anatómica hace que los perros sean más propensos a infecciones de oído, ya que la cera y otros materiales pueden acumularse con facilidad.

El martillo es el primer osículo que entra en contacto con el tímpano, y es el encargado de transmitir las vibraciones al yunque . El yunque , a su vez, transmite estas vibraciones al estribo , que es el osículo más pequeño y el último en la cadena. El estribo está en contacto directo con el oído interno y actúa como una especie de “pistón”, enviando las vibraciones a la cóclea, el órgano de la audición en el oído interno.

Afección del oído medio en la otitis en perros

La otitis media es la inflamación del oído medio debido a una perforación en el tímpano. Esta inflamación puede llevar a la acumulación de secreciones sépticas en el fondo del canal auditivo, lo que a su vez puede resultar en la destrucción y ruptura de la membrana timpánica.

Oído Interno: Órganos de la Audición y del Equilibrio

El oído interno es un sistema de cavidades y canales llenos de líquido, y es aquí donde realmente ocurre la magia. Contiene los necesarios para dos de las funciones más críticas para el perro: la audición y el equilibrio .

El órgano de la audición es la cóclea , que es un tubo en forma de caracol lleno de líquido y recubierto con células sensoriales llamadas células ciliadas. Cuando las vibraciones del sonido llegan a la cóclea a través del estribo, hacen que el líquido en su interior se mueva. Este movimiento estimula las células ciliadas, que a su vez envían señales eléctricas al cerebro a través del nervio auditivo.

Además de la audición, el oído interno también es fundamental para mantener el equilibrio . Esta función la llevan a cabo los canales semicirculares y el vehículo , que también están llenos de líquido y contienen células ciliadas. Cuando la cabeza del perro se mueve, el líquido dentro de estos canales también se mueve, lo que estimula las células ciliadas y envía señales al cerebro para ayudar a mantener el equilibrio.

Si estos órganos se dañan, como resultado de una lesión, por ejemplo, el perro puede mostrar signos de desequilibrio o desorientación .

Afección del oído interno con la otitis

La otitis interna es una condición poco común pero muy seria en perros. Si no se trata correctamente, puede causar graves problemas en el oído interno, incluyendo daños en la membrana timpánica. Es importante destacar que la otitis interna puede derivarse de una otitis media no tratada o mal tratada. La infección puede extenderse hasta llegar al oído interno y causar daños severos.

El perro puede experimentar un equilibrio deficiente, una inclinación de cabeza persistente (cabeza ladeada), nistagmo (movimientos oculares involuntarios y repetitivos) , pérdida de audición e incluso problemas neurológicos si el nervio facial resulta afectado.

La otitis interna puede requerir hospitalización y en algunos casos la terapia puede ser intensiva y prolongada.

Es por ello que es esencial prevenir la otitis en todas sus formas, mantener los oídos de nuestros perros limpios y secos, y realizar chequeos regulares para detectar signos de infección.

El Examen Profesional es Clave en la OItitis en perros
Una inspección regular por un profesional puede prevenir la otitis canina

Factores Causantes

Puedes estar preguntándote: ¿Por qué mi perro podría desarrollar otitis?  para responderla veamos los posibles factores que pueden provocar la aparición de la otitis canina.

Primero, están los factores primarios . Estos son factores que causan directamente la otitis, como:

Presencia de Parásitos óticos: como presencia de ácaros o las garrapatas del oído.
Enfermedades de hipersensibilidad: como las alergias.
Trastornos hormonales, enfermedades endocrinas como el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing
Neoplasia: que es una forma elegante de decir ‘tumores’.
Presencia de Cuerpos extraños: como las espigas o las semillas que pueden quedar atrapadas en el oído.
La dermatitis atópica puede favorecer la evolución de infecciones por Malassezia y otros microorganismos.

Luego, están los factores predisponentes , que no causan la otitis por sí mismos, pero pueden aumentar el riesgo de que tu perro desarrolle otitis. Algunos de estos incluyen:

Exceso de pelo en el oído.
Orejas estenóticas (estrechas).
Aumento de la producción de cerumen.
Masas en el oído y cuerpos extraños que pueden obstruir el conducto auditivo.
Limpieza frecuente del oído.
Cambios en la temperatura y exceso de humedad.

Por último, están los factores perpetuantes. Estos factores pueden empeorar y mantener a inflamación del oído una vez que se ha desarrollado la otitis:

Bacteria: Ciertas bacterias como Staphylococcus y Pseudomonas son factores comunes de perpetuación. Estas bacterias pueden producir biopelículas, que son comunidades de bacterias que se adhieren entre sí y a superficies, volviéndolas resistentes a agentes antimicrobianos.
Parásitos: Parásitos óticos como Otodectes cyanotis pueden causar otitis y ser un factor de perpetuación.
Infección ótica secundaria: Si una infección viaja hasta la bulla timpánica (oído medio), la presencia de esta infección puede actuar como un factor de perpetuación, provocando infecciones externas recurrentes en el oído.
Cambios en el conducto auditivo: La inflamación crónica y la infección pueden causar cambios secundarios en el conducto auditivo, como cambios glandulares severos, fibrosis, estenosis y calcificación, lo que puede llevar a una falta de éxito adicional en el tratamiento de la otitis y posiblemente a una enfermedad ótica en etapa terminal.
Reacciones de hipersensibilidad: Algunos perros pueden tener una reacción alérgica a los medicamentos óticos tópicos utilizados durante el tratamiento de la otitis externa, lo que puede empeorar la condición.
Pelo y cerumen: El exceso de pelo y la producción aumentada de cerumen pueden alterar el entorno del conducto auditivo y predisponer al oído a infecciones secundarias, lo que puede perpetuar la otitis.

Síntomas y señales de alerta de la otitis en perros

Importancia de una detección temprana

Es crucial detectar la otitis en sus etapas iniciales para evitar complicaciones serias. Los perros pueden mostrar varios signos y síntomas que indican que podrían estar afectados de otitis. Estos síntomas pueden variar dependiendo de la gravedad de la enfermedad y de la personalidad individual de cada perro.

Síntomas de otitis en perros:

Dolor de oídos: El perro puede mostrar signos claros de incomodidad, como rascarse la orejasacudir la cabeza frecuentemente o gemir al tocarse la oreja. Estos son los síntomas clásicos que indican que tu perro está padeciendo dolor en los oídos.
Cambios en la cera y secreciones: El mal olor en la cera del oído suele ser un indicador común de otitis. Puedes notar secreciones del oído de diferentes tipos, que pueden ir desde líquidos claros hasta sustancias con mal aspecto y olor.
Alteraciones del equilibrio: En casos más graves de otitis, los perros pueden mostrar signos de desequilibrio, como caminar de lado o incluso sufrir mareos y náuseas . Esto puede ser un indicativo de que la infección ha progresado al oído interno, afectando los órganos responsables del equilibrio.
Primer plano del oído interno de un Jack Russell Terrier.
Conocer los signos de otitis puede ayudar a prevenir complicaciones graves.

Señales físicas y conductuales que indican una infección de oído:

Los perros pueden sacudir su cabeza y rascarse las orejas cuando están irritadas o les pican debido a una infección.

Puede haber una inflamación visible en el conducto auditivo y enrojecimiento en el pabellón auricular. Esto puede ser una señal de que la infección está provocando una respuesta inflamatoria en el oído.

Los perros pueden cambiar su comportamiento y actitud cuando tienen un problema en la oreja. Pueden volverse irritables, perder el apetito o incluso mostrar agresividad cuando tratas de tocarles la oreja.

En casos graves, la otitis puede causar una disminución o incluso una pérdida total de la audición. Esto puede notarse si el perro deja de responder a los estímulos sonoros o parece desorientado.

Si notas alguno de estos síntomas, lleva a tu perro al veterinario lo antes posible para que evalúe su oído y le dé el tratamiento adecuado.

Diagnóstico de la Otitis Canina

Pero, ¿Qué sucede cuando sospechas que tu amigo peludo puede tener otitis? ¡Es hora de visitar al veterinario para un diagnóstico!

¿Cómo se Diagnostica la Otitis Canina?

Diagnosticar la otitis canina implica seguir pasos para que el veterinario comprenda la causa del problema en el oído de tu perro.

  • Palpación y Visualización: El primer paso en la mayoría de los exámenes veterinarios es una buena revisión. Puede presionar suavemente el oído de tu perro para buscar signos de sensibilidad o hinchazón. También puede buscar signos visibles de infección o irritación, como enrojecimiento, supuración o un exceso de cerumen.
  • Examen Otoscopico: El siguiente paso es un examen otoscopico. Esto implica utilizar un instrumento llamado otoscopio para observar dentro del canal auditivo de tu perro. Este paso ayuda al veterinario a detectar posibles cuerpos extraños, identificar signos de infección y evaluar la salud del canal auditivo y el tímpano.
  • Análisis Citológico: Este es el paso más informativo en el diagnóstico de la otitis canina. Durante el análisis citológico, el veterinario tomará una muestra pequeña de las células del oído del perro y las examinará con un microscopio. Esto puede revelar la presencia de bacterias, levaduras, ácaros u otros patógenos que pueden estar causando la otitis. También puede ayudar a su veterinario a determinar la gravedad de la infección.
  • Muestreo para Cultivo Bacteriano: Además de los resultados del análisis citológico, tu veterinario podría optar por tomar una muestra para un cultivo bacteriano. Esto puede brindar más información sobre las bacterias presentes y los antibióticos más efectivos para tratar la infección.
  • Diagnóstico por Imagen En casos de otitis crónica o cuando existe la sospecha de que la infección se ha propagado al oído medio, el veterinario puede recomendar realizar estudios de imagen, como radiografías, resonancia magnética o tomografía computarizada. También puede emplearse la técnica de visualización obtenida por videotoscopia de la membrana timpánica normal. Las imágenes pueden mostrar claramente cómo está estructurado el oído de tu perro y ayudar al veterinario a detectar problemas con la otitis.

Como puedes ver, diagnosticar la otitis canina es un asunto serio que requiere de precisión y cuidado. Es un proceso detallado para asegurarte de que tu mascota reciba el tratamiento adecuado para su problema de oído. La otitis canina puede causar molestias y dolor a tu perro, por lo que es esencial buscar atención veterinaria rápidamente si notas algún problema.

Veterinario realizando un examen de oído a un perro.
Un examen detallado por un veterinario es crucial para identificar la otitis canina

Complicaciones de la Otitis Canina

Quizás ahora te estarás preguntando ¿Qué sucede si se deja sin tratar? ¿Cuál es la peor que podría pasar? Desafortunadamente, las complicaciones de la otitis canina pueden ser graves, y eso es precisamente de lo que vamos a hablar.

Si sospechas que tu perro puede tener una infección de oído, es importante buscar atención veterinaria inmediata. La otitis canina no tratada puede progresar y causar una serie de complicaciones, algunas de las cuales pueden ser dolorosas e incluso mortales para tu perro.

¿Cuáles son las Posibles Complicaciones de la Otitis Canina?

La otitis canina no tratada puede llevar a infecciones serias del oído interno, también llamada otitis interna. Esto puede suceder cuando una infección del oído externo se propaga a través del tímpano hasta el oído interno. Los síntomas de la otitis interna pueden incluir pérdida del equilibrio, náuseas y en casos graves, daño neurológico.
Cierre del Canal Auditivo: En algunos casos, la otitis externa crónica puede llevarse a cabo al cierre del canal auditivo. Cuando esto sucede, la intervención quirúrgica puede ser necesaria para abrir el canal y tratar la infección subyacente .
Pérdida Auditiva Permanente: La otitis canina no tratada o mal tratada puede dañar permanentemente las estructuras del oído de tu perro, llevando a una pérdida de audición permanente.
Tu perro puede desarrollar un hematoma auricular que es una acumulación de sangre entre la piel y el cartílago de la oreja, generalmente en el pabellón auricular (la parte externa de la oreja). Esto ocurre cuando tu perro se sacude o rasca las orejas de forma excesiva debido a una infección en el oído, esta acción puede romper los pequeños vasos sanguíneos en el oído, provocándole dolor e incomodidad.
Si la infección empeora y se necesita cirugía, la otitis no tratada puede complicar y aumentar los riesgos de la intervención.

Como puedes ver, la otitis canina no es algo que deba tomarse a la ligera. Si crees que tu perro puede tener una infección de oído, no esperes a ver si mejora por sí sola. Busca atención veterinaria inmediata para evitar estas y otras posibles complicaciones.

Prevención y Tratamiento de la Otitis Canina

Hemos estado hablando de la otitis canina y las serias complicaciones que pueden causar si se deja sin tratar. Pero, ¿Cómo puedes prevenir que tu perro desarrolle otitis en primer lugar? Y si tu perro ya tiene una infección de oído, ¿Qué puedes hacer?

Prevención de la Otitis Canina

Para prevenir la otitis canina, es importante revisar regularmente los oídos de tu perro. Busca signos de enrojecimiento, hinchazón, exceso de cerumen, mal olor, o cualquier otro cambio que pueda indicar un problema.
Limpiar regularmente el oído de tu perro ayuda a prevenir la acumulación de cerumen y mantenerlo libre de infecciones. Sin embargo, es importante no exagerar, ya que la limpieza excesiva también puede causar problemas. Recuerda que nunca debes utilizar bastoncillos de algodón para su limpieza.
Evita que tu perro desarrolle otitis al evitar factores de riesgo como la exposición a temperaturas extremas, humedad y el exceso de limpieza, así como el uso de productos irritantes para el oído.
Consulta rápidamente al Veterinario: Si ves cambios en los oídos de tu perro, no esperes a ver si mejora. Busca ayuda veterinaria de inmediato para evitar complicaciones graves.

Tratamiento de la otitis en perros

El tratamiento para la otitis canina variará dependiendo de la causa subyacente de la infección, pero puede incluir lo siguiente:

Medicación Tópica: El tratamiento puede incluir medicación tópica para limpiar el oído y tratar la infección. Esto puede incluir soluciones de limpieza, antibióticos, antifúngicos y medicamentos para reducir la inflamación.
En ocasiones, es posible que sea necesario tomar medicamentos por vía oral o inyectados para tratar infecciones y otras enfermedades subyacentes, como alergias.
Si tu perro tiene alergias, enfermedad endocrina u otro problema de salud que contribuye a la otitis, es importante tratar esos problemas para curar la infección de oído.
Es importante seguir el plan de tratamiento del veterinario y acudir a las citas de seguimiento para confirmar que la infección ha desaparecido por completo.
Una mujer joven sostiene las orejas largas de un perro beagle mientras ambos se sientan en un banco al aire libre.
La importancia de revisar regularmente las orejas de tu perro para prevenir la otitis.

Puntos Clave y Recomendaciones: La Otitis Canina

Aunque la otitis canina merece una descripción detallada, te dejamos a modo de resumen unas “píldoras” esenciales:

La otitis canina es una inflamación del oído del perro que puede manifestarse de manera aguda o crónica.
Los síntomas más notables incluyen enrojecimiento, inflamación, rascado constante y un comportamiento anómalo de tu mascota.
Algunos perros pueden no mostrar síntomas visibles de enfermedades, por lo que es importante que los lleves regularmente al veterinario para revisiones.
La otitis canina aguda se trata con éxito en la mayoría de los casos. Sin embargo, las infecciones crónicas o la otitis recurrente pueden ser un desafío y, si no se tratan, pueden llevar a complicaciones graves como infecciones del oído interno, cierre del canal auditivo y pérdida de audición permanente.
Para prevenirla, recomendamos inspeccionar periódicamente los oídos de tu perro y mantener una buena higiene. Recuerda que ante cualquier síntoma, cambio o sospecha de infección, es esencial acudir cuanto antes a un veterinario.

En Healthvet ponemos a tu disposición una amplia red de profesionales veterinarios comprometidos con la salud y el bienestar, que darán a tu peludo toda la atención y cuidado que merece. Encuentra tu veterinario más cercano en este mapa.

Consejospetlovers

¡Papá, mamá, quiero un perro!

Descubre los aspectos clave para adoptar una mascota de manera responsable. Este artículo te ayudamos, desde la decisión familiar hasta el impacto emocional en los niños, ofreciendo consejos prácticos para una elección acertada, consciente y responsable.

Ver

Hermanos sonrientes jugando con un perro adoptable en un albergue de animales
Consejos

Cistitis en perros: Más Allá de la Infección de orina en perros

Explora nuestra guía detallada sobre la cistitis en perros, una condición más allá de la infección de orina. Conoce sus diversas causas, cómo detectar los síntomas a tiempo, y las mejores prácticas para su tratamiento y prevención. Una lectura indispensable para dueños de perros que buscan asegurar una vida sana y alegre para sus compañeros caninos.

Ver

Pug acostado boca arriba en un piso brillante, mirando a la cámara, evocando la vulnerabilidad que puede sentir un perro con cistitis.

Nuestros Últimos Artículos

Cuestionario Quiz Cebras

Cuestionario Quiz Cebras

Participa en nuestro Trivial Cebra-Tástica.

No todo en la vida es serio, y menos cuando se trata de cebras. ¡Disfruta de nuestro cuestionario que te harán sonreír mientras descubres cuánto sabes sobre nuestras amigas rayadas.

leer más
¡Papá, mamá, quiero un perro!

¡Papá, mamá, quiero un perro!

Descubre los aspectos clave para adoptar una mascota de manera responsable. Este artículo te ayudamos, desde la decisión familiar hasta el impacto emocional en los niños, ofreciendo consejos prácticos para una elección acertada, consciente y responsable.

leer más
Fiestas de San Antón Madrid 2024

Fiestas de San Antón Madrid 2024

San Antón 2024 en Madrid, un evento emocionante que honra a los animales con actividades especiales, desde exhibiciones caninas hasta bendiciones y más. Conoce más sobre esta celebración y su programa de actividades.

leer más